El sepulcro de Pedro Fernández de Híjar: de Rueda a Zaragoza

A día de hoy nos podemos encontrar un sepulcro espectacular en la céntrica plaza de los Sitios de Zaragoza. Dentro del museo de Zaragoza y como una de las piezas más interesantes de su colección medieval nos encontramos con la escultura de Pedro Fernández de Híjar ( c. 1329-1386).

sepulcro monasterio rueda museo de zaragoza

Este fue un importante noble aragonés cuyo linaje nobiliario descendía de la realeza por partida noble. De los reyes de Aragón (por línea bastarda de Jaime I el conquistador). Esto lo veremos mostrado con orgullo en su escudo de armas que aúna los colores del Aragón con el escudo de cadenas navarro.

sepulcro monasterio rueda museo de zaragoza sepulcro monasterio rueda museo de zaragoza

 

Tuvo una vida muy intensa tanto a nivel político como en lo personal. Participó en el lado aragonés en la guerra de los dos Pedros, que enfrentó a Castilla y Aragón. Siendo una de las personalidades militares aragonesas más destacadas.

A lo largo de su vida se casó tres veces, y será muy cerca de su segunda esposa que lo veremos en las actuales instalaciones del museo de Zaragoza.

No mucho más lejos de donde se erigió su monumento funerario. Esta era una casa nobiliaria muy potente, con un señorío extenso que les permitía hacer donaciones. Esta generosidad para con el monasterio de Rueda quedará agradecida con la muestra del escudo de armas de los Fernández de Híjar en una de las claves de la iglesia del monasterio de Rueda.

Además de que al morir la tumba de este señor quedaría en un lugar de honor dentro de la iglesia. Ni más ni menos que entre el coro y el presbiterio. En este lugar lo ve el rey aragonés Martín el Humano y siglos más tarde sería retirado a la expectativa de otra visita regia, en este caso ya el rey de la monarquía Hispánica Felipe IV. Se suponía que la comitiva del rey planeta pasaría por Rueda tras abandonar Zaragoza camino de Fraga.

sepulcro monasterio rueda museo de zaragoza

Los perros a los pies representan la fidelidad

En uno u otro lugar de la iglesia del monasterio de Rueda quedó puesta la tumba de este importante noble metido a religioso hasta la desamortización del edificio. Cuando quedó en manos particulares.  Hasta que en 1915 se trasladarían al Museo de Zaragoza, donde hoy las podemos disfrutar y han sido objeto de restauraciones para traernos sus colores.

El sepulcro de Pedro Fernández de Híjar

Es una bella muestra de arte gótico, hecho en alabastro. Tan rico y tan propio de la zona. Que tanta huella ha dejado en el arte aragonés, de cuyas pedreras han salido los materiales para los retablos de la misma Rueda pero también los de la Seo de Zaragoza y el Pilar.

Se trata de una obra cercana a su muerte, es decir, de finales del siglo XIV. De arenisca es la caja y de alabastro la figura. Los materiales que nos da la zona.

 En ella lo vemos vistiendo su hábito de monje del Císter. Con su característica cabeza tonsurada que reposa suavemente en un cojín que sostienen dos figuras angelicales. A los pies dos perros con cascabeles, tradicionales símbolos de la fidelidad. Vemos representado con profusión el escudo de la Casa de Híjar.

sepulcro monasterio rueda museo de zaragoza

Las decoraciones del sepulcro se completan con figuras de ángeles, monjes, hombres y mujeres en diversas actividades. Se conservan los colores en la caja, y restos de los dorados en los perros, ángeles y cojines.

Un material digno de reyes

Tenemos el testimonio (nos lo cuenta Francesca Español en Les pedreres medievals) de que ya debía estar acabada para principios de 1402 cuando el monasterio de Rueda recibió una visita real por parte del rey aragonés Martín el Humano.  Quién gustó tanto de ella que escribió al abad de Poblet dándole instrucciones de ordenar al artesano al cargo de hacer el sepulcro real. Las instrucciones eran que el artesano investigase de que pedrera venia esta piedra para usarla en el sepulcro real.

Llaman la atención, además de los ángeles turiferarios, las simpáticas figuras de los monjes lectores

 

Sepulcro de Isabel de Castro-Pinón

Noble que fue la segunda esposa de Pedro Fernández de Híjar y Alagón.  Sus restos mortales descansaron en la iglesia de Rueda durante siglos hasta las desamortizaciones. Más concretamente se encontrarían en la capilla izquierda de la cabecera de la iglesia de Rueda.

sepulcro monasterio rueda museo de zaragoza

El sarcófago descansa sobre dos leones, con el escudo de la Casa de Híjar en relación a su marido. Su imagen se presenta como joven y finamente vestida, tocada con una cofia.  También encontramos a unos perros a sus pies, típicos de la iconografía del momento. Se aprecian a día de hoy restos de tonos rojos y verdosos de la policromía que llevó en su día.

sepulcro monasterio rueda museo de zaragoza

 

 

 

 

 

 

 

Referencias

Francesca Español, J., 2017. Les pedreres medievals a la Corona d’Aragó.

Morte, C. 2018 Alabaster “White finest Stone”, sign of identity for Aragón

www.elviajedelalibelula.com

 

Deja una respuesta