Murillo, IV Centenario. Bellas Artes Sevilla

FullSizeRender(4)

Escena de la entrada a la segunda parte de la exposición, donde vemos otras facetas del pintor. De la pintura de la gente común, la representación de los banquetes y el cultivo del retrato.

Acaba de ser inaugurada en el museo de Bellas Artes de Sevilla la Exposición Antológica del pintor Bartolomé Esteban Murillo, que reúne una cincuentena larga de sus obras. Que por distintos motivos han acabado por los más diversos rincones del mundo desde Houston a Dublín, desde las compra-ventas entre particulares a aquellas que derivan de los movimientos que se producen en las guerras napoleónicas, a la desamortización ha hecho que nos podamos encontrar la obra del pintor por los mas diversos lugares.

Entre el público, que en buen número espera, se nota la emoción. Llega uno de los puntos álgidos del año Murillo en la ciudad, durante este 2018 se han producido un gran numero de iniciativas.La expectación va creciendo. todos desean desvelar la antología, tras algún despiste con el sistema de funcionamiento de las taquillas del museo todos entran.

Así tenemos que en el área dedicada a las exposiciones temporales, en la Sala V que fuera la Iglesia del convento de La Merced alberga el siguiente paso en la presentación de las obras del pintor a la ciudad de nuevo. Complementa y dialoga con la se que se encontraba anteriormente de Murillo y los Capuchinos de Sevilla. Así como recuerda a otros espacios de la ciudad que guardan relación con obras suyas ; la propia Catedral, el Hospital de la Caridad, Santa María la Blanca y Los Venerables.

FullSizeRender

Hay siempre un espacio, parece que incluso en la propia línea de la visita que está entre la Gloria de las inmaculadas, los motivos religiosos y la nobleza vestida de negro o caza que retrata. Es la gente del común que aparece aquí mirándonos ellos a nosotros, entre burlones y extrañados.

Siendo la primera exposición antólogica del pintor Sevillano, se pretende un acercamiento físico y conceptual entre el pintor, sus obras y la ciudad que le sirvió de plataforma. La importancia sel autor dentro del barroco sevillano, y su proyección europea -que haría que figurara en los atlas artísticos de los cuales se servirían las tropas napoleónicas al sistematizar su expolio-. La propia exposición de motivos de la exposición habla del esfuerzo merece el conocimiento de su obra, conocida no siempre con la perspectiva necesaria para apuntar a un juicio que vaya más allá de su caracterización cómo “pintor de inmaculadas”.

Cuando se entra en la Sala V nos encontramos con que la caja que se había instalado para la exposición de Murillo y los Capuchinos de Sevilla siguiendo con el hilo estético y dando una uniformidad a la misma. De forma que incluso busca una integración también con las obras de la permanente que siguen colgadas, esto se hace a través de una especie de ventanales en la caja donde se instalan textos explicativos de las secciones. Esta caja hace distintas secciones donde vemos las distintas divisiones discursivas de la exposición, así como unifica en un fondo de mismo estilo y color.

Los distintos ámbitos de actuación, desde las soberbias inmaculadas (mención para mí la Virgen con el Niño que viene de Liverpool) hasta las representaciones tan cercanas de la sagrada familia. Hasta el retrato de las personalidades de su época, y el suyo propio -¡por supuesto!-

IMG_1284

No podía faltar el autorretrato. Más allá de sus formidables dotes artísticas y el esfuerzo desplegado, Murillo sabía jugar bien sus cartas a la hora de crear una marca personal – y relaciones- que le hizo figurar cómo un pintor muy cotizado en su época.

En definitiva, un autentico placer tener obras del mundo entero, piezas de altísimo nivel al servicio y deleite de todo aquel que quiera verlas. En un museo público, en nuestra ciudad, no siempre recuperada de aspirar a ser la “Nueva Roma”. Un acierto, un esfuerzo y una nueva reivindicación del lugar que ocupa nuestro patrimonio y su vocación de proyección universal.

Para más información:

FullSizeRender(6)

Otra de las obras que han viajado con motivo de esta muestra, en este caso desde Liverpool. Tener la oportunidad de verla, es tener un poco de participación en esa Gloria

Deja una respuesta